Residencial Praga tiene más de 40 años funcionando (1970-2016). Comenzó como refugio para estudiantes amigos de la familia y luego se transformó en una residencial universitaria donde se recibían alumnos con pensión completa, apoderados y docentes de diferentes Universidades, hasta lo que es hoy en día, una residencial que recibe a todo público nacionales y extranjeros conservando esa tradición de pensión completa de comidas caseras.

Aprovechando la infraestructura segura de esta casona (vigas de roble cada 50 cm en muros y pisos) es posible pensar en rescatar ese aire señorial de los años 1920 cuando fue construida, sus grandes espacios en salones, habitaciones y corredores le dan  además un carácter cómodo  de libertad y amplitud. Las habitaciones están muy bien aisladas debido a su diseño estructural y hacen que esta residencial invite a un buen descanso compartiendo sus rincones, sintiendo y apreciando la firmeza de sus muros y el encanto de su arte en cada detalle de sus escaleras, vitrales,  pisos, cielos, puertas y balcones.

Nuestro compromiso es mantener esa filosofía de tranquilidad donde el huésped disfruta realmente su descanso y lo aparta del mundo agitado y ruidoso de la calle, mantener además esa comida fresca de platos típicos chilenos, que la atención sea cada vez más amigable, clara y respetuosa, sin discriminación alguna y por supuesto una higiene de buen nivel que realmente represente la dedicación y el cariño por nuestro servicio.

Para conocer nuestras habitaciones y valores, haga click aquí.